jueves, 31 de diciembre de 2009

Adios caduco 2009

Otro año se muere, otro año se va, otra maldita noche de desenfreno, una noche de fiesta, de locura, de felicidad bañada en lujurioso alcohol, otra noche triste, melancólica, otra noche vacía. Como cada 31 de Diciembre deseo que pase cuanto antes el tiempo de sobriedad, la víspera a la espera de que mi mente se evada de la tradicional imagen de mi padre tirado en el sofá, de los recuerdos que martillean mi la cabeza, de los que ya no están, de los finales de años oscuros que no quiero que se repitan nunca mas.

Deseo sin fe, casi sin esperanza, que lo que me depare este nuevo año me convierta en una persona un poco distinta, quiero curarme de mis defectos, quiero hacer daño a los que lastimaron, quiero sonreír mas a menudo y disfrutar mas de las pequeñas cosas, quiero luchar contra todo lo que no acepto, aprovechar las oportunidades y gozar de mi existencia.

¿Deseare feliz año por compromiso como todos solemos hacer?, una simple frase echa, como una tradición... poca gente desea nada por nadie que no sean si mismos, yo creo que empiezo a reconocerlo... hoy voy a tratar de vencer mi negatividad, hoy intentare desear de corazón felicidad a la gente, por un mundo nuevo, que un mágico amanecer nos de un año distinto, un año bañado por solidaridad entre las personas, con un espíritu combatido, con cojones para pedir los que nos pertenece y olvidar el sucio conformismo... permitidme comenzar con los presentes.

Feliz año nuevo compañeros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada